Juntas Tóricas

Las juntas tóricas ofrecen a los diseñadores un elemento de estanquidad eficaz y económico, apto para una amplia gama de aplicaciones estáticas y dinámicas. Los métodos poco costosos de fabricación y su facilidad de uso, han convertido a la junta tórica en el tipo de junta de uso más generalizado.

Una amplia selección de materiales elastómeros, tanto para aplicaciones estándar como especiales, permite que la junta tórica se use para estanquizar prácticamente cualquier tipo de fluidos, ya sean líquidos o gaseosos. Las juntas tóricas se vulcanizan en moldes y se caracterizan por su forma circular con sección radial anular.

Las dimensiones de una junta tórica se definen en función de su diámetro interior d, y su sección radial d2. Se dispone de un rango de secciones radiales comprendidas entre 0,35 y 40 mm, aproximadamente, y de diámetros interiores superiores a 5.000 mm.